Historia de terror, el Hada maligna

El mal y el bien siempre han co-existido, en las historias y cuentos de terror, el mal es el que hace presencia, las hadas siempre se han caracterizado por ayudar a las personas que se encuentran, en este caso no fue así.

hada maligna

El hada maligna,

Un pueblo pintoresco, muy entrado en el bosque frondoso de uno de los países nórdicos, se cuenta la historia de una hada que había cambiado rotundamente su modo de ser, ya que un humano, en su ignorancia la había traicionado, llenándola de ira, cólera y odio hacia todos los de la especia humana.

Nadie quería pasar, por el camino de ese pueblo, que debido a los rumores de la hada maligna, casi estaba sitiado, sin tener viveres para alimentar a la población, muchos fueron los que se arriesgaron, sin tener nunca mas noticias de ellos.

Heysel Grunsberg, un chico muy valiente, y el cual tenia a su madre enferma, decidió que era hora de enfrentar a esa hada maligna, que tanto azotaba a su pueblo, sin mas armas que su corazón valiente, se adentro en el camino que llevaba a su pueblo, rumbo a la gran ciudad vecina.

No pasaron mas de 5 kilómetros de la población, cuando el miedo que tenia, le empezaba a jugar malas pasadas, veía sombras en todas partes, escuchaba cosas que no existían, todo lo que puede angustiar a cualquier ser humano,

La espera termino, la hada maligna al fin se le apareció, pero como toda hada, le concedió un deseo, antes de matarlo, el chico, que sabia que iba a morir, lo único que solicito, como ultima petición, fue las medicinas que necesitaba su madre, las cuales no conseguía en el pueblo, y que solo las podría encontrar en la gran ciudad.

Al escuchar esto la Hada maligna, algo raro en su corazón sintió, empezó a pensar que la bondad existía, y que un chico tan joven, en lugar de solicitar no morir el, pidió las medicinas que su madre necesitaba.

Su corazón se empezó a cambiar, la bondad de aquel chico, había cambiado el odio del hada a amor, en ese momento, la maldición de todas las personas que había hechizado termino, ella ya no volvió a molestar a nadie y las medicinas al chico entrego, ofreciendo disculpas al pueblo, ella se despidió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *