El muñeco de Mary

Este relato no se trata de un cuento de terror ni una leyenda, es una experiencia real vivida por una chica, que desea ser conocida como Mary…

Cuando su tía Carmen, falleció, todos sus muñecos y juguetes antiguos, fueron a parar con ellos. En la habitación de Mary, colocaron un muñeco idéntico a un bebé de seis meses. Al cual ella temía profundamente, incluso su perra sentía lo mismo hacia el muñeco.

Un día, una repisa colapsó a causa de tantos libros colocados en ella, y se regaron unos cuantos papeles en el suelo. La niña solamente recogió los libros, y viendo al muñeco tan placido sentado en el sillón junto a su puerta, decidió poner toda la enciclopedia encima de sus piernas para no verlo más, y mantenerlo atrapado bajo una tonelada de papel.

Minutos después de apagar la luces para dormir, escuchó unas pisadas sobre los papeles que estaban sobre el suelo, pensaba que era su perra, pero, se dio cuenta que estaba recostada junto a ella, recargando su cabeza en la almohada.

El miedo se apoderó de ella y le heló la sangre. No tuvo valor para encender la luz, así que abrazó a su perra muy fuerte. Los pasos llegaron hasta el costado de su cama, y acto seguido una pequeña mano llena de fuerza le sujetó la pierna con fuerza. El miedo que sentía se convirtió en adrenalina, y en segundo en medio de la oscuridad, salió de su cuarto para estrellarse en la puerta de la habitación de sus padres.

Cuando volvió a la habitación acompañada de su madre, el muñeco estaba colgando de la sabana. Fue difícil que alguien le creyera la historia, así que encerró al muñeco en el armario, pero este hacia tanto ruido y arañaba las puertas intentando salir, así que lo escondió en el armario del baño.

Afortunadamente tiempo después se mudaron de casa, y el muñeco quedó en el olvido… a menos que los nuevos inquilinos de ese lugar lo hayan sacado de su encierro, y se encuentre hoy más cerca de lo que creemos. En el cuarto de tu hermana por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *